2 febrero, 2020 Alejandro Fernandez

El comportamiento No-Lineal del Costo de la Capacidad

Eli Schragenheim

Y su impacto sobre la toma de decisiones

Parte 1 de una serie sobre el uso de T, I y GO para la toma de decisiones clave

 

Retar paradigmas ampliamente aceptados genera nuevas oportunidades
La terminología en Física no utiliza palabras de intensidad dramática.

Sin embargo, un incidente específico a finales del Siglo 19 fue tan bochornoso que lo llamaron “La catástrofe del ultravioleta” y con ello capturaron mi imaginación. La historia es acerca de la radiación emitida por una caja negra; las ecuaciones matemáticas, de acuerdo con el conocimiento de ese tiempo, indicaban que la radiación podría ser infinita. Bien, era fácil ver que esta NO era la situación. Lo que finalmente resolvió el enigma fue el descubrimiento, entendido a través de la Teoría Cuántica, de que la frecuencia de las radiaciones emitidas no es continua sino discreta. Y como resultado, entender que las funciones discretas se comportan de forma muy distinta que las funciones continuas.

Existe una tendencia en los círculos de las ciencias sociales de asumir que las principales funciones, para describir el comportamiento de las variables claves, como capacidad o el costo de la capacidad, son continuas.

¿De veras???

Yo afirmo que todas las funciones de costos en la realidad son discretas. Esto es definitivamente correcto cuando hablamos acerca del costo de la capacidad.

Todas las organizaciones usan sus gastos generales para ofrecer la capacidad suficiente requerida para el negocio. La forma normal es comprar una cantidad de capacidad fija determinada, como espacio para almacenamiento u oficinas, una máquina capaz de procesar una cantidad determinada por hora y empleados que acuerdan trabajar N horas por semana.

El costo de ofrecer esa capacidad es fijo, independientemente de que realmente se use toda esa capacidad o sólo parte de esa capacidad.
¡Esto significa que utilizar el 25% de la cantidad fija de capacidad disponible, o usar el 85% de esa cantidad cuesta exactamente lo mismo! Este es un comportamiento básicamente no-lineal y su impacto sobre la decisión sobre qué hacer con la capacidad a la mano es ENORME.

Una vez que se ha usado toda la capacidad disponible entonces se abren nuevas opciones de usar capacidad adicional.
Pero, aún existe el principio de que se puede comprar capacidad solo en determinados tamaños fijos.

Un empleado puede estar de acuerdo en trabajar otra hora, pero generalmente no en trabajar parte de una hora. Entonces, si usted necesita sólo 34 minutos de hora extra, el costo es una hora de tiempo extra, lo que también es considerablemente más caro que el costo relativo de un hora normal.

Entonces, cuando analizamos el comportamiento del costo de la capacidad nos damos cuenta del siguiente comportamiento:

El costo inicial es ALTO. Luego se vuelve cero (0) hasta alcanzar determinada carga. Luego el costo aumenta en otra cantidad fija. Utilizar más capacidad tiene un costo de cero hasta el siguiente punto fijo.

Este comportamiento real es bastante diferente a la práctica actual de asociar el costo promedio a cualquier uso de capacidad.

¡Este es el núcleo del reto de TOC con la contabilidad de costos! Entonces, el principio simple de la contabilidad de costos es inválido en nuestra realidad. Este uso del costo promedio de la capacidad nos ha orientado todo el camino hacia la ficción del costo-por-unidad.

¿Realmente necesitamos medidores “por unidad” para apoyar las decisiones de ventas?

Aún creemos en la simplicidad, pero rechazamos la simplicidad incorrecta. ¿Qué puede ser más simple que tener una forma para medir el impacto directo de una decisión sobre el resultado final?

Analicemos ahora otro hallazgo:
¡Ni piense en utilizar toda la capacidad disponible!
Esto choca directamente con los paradigmas comunes.

Existen tres causas por las que no se puede utilizar toda la capacidad disponible para generar valor:

  1. TOC ha demostrado la necesidad de capacidad protectiva para ofrecer un desempeño en las entregas bueno y confiable.
  2. La demanda del mercado fluctúa a un ritmo mayor que nuestra habilidad para ajustar la capacidad disponible.
  3. La capacidad se compra solo en ciertos tamaños. Esto es similar a lo que ya se ha planteado previamente.

¿Cuáles son las ramificaciones para la toma de decisiones? Cuando aparece una nueva oportunidad de Mercado necesitamos considerar el nivel de uso de capacidad de todos los recursos. ¡Cuando hay suficiente capacidad excedente el uso de la capacidad es GRATIS! Cuando la carga adicional penetra la capacidad protectiva, entonces es necesario revisar cuidadosamente el costo de la capacidad Adicional o las ramificaciones de renunciar a algunas ventas actuales.
¡Este es un enfoque genérico muy diferente al ofrecido por las herramientas de contabilidad gerencial existentes!

En el siguiente artículo explicaré más acerca de cómo calcular el impacto de una oportunidad sobre los resultados finales, sin utilizar ninguna clase de medidor “por unidad”, que nos obligue a utilizar promedios y llegar a una respuesta distorsionada.